General Motors presenta cambios en pro de su crecimiento

Con el fin de acelerar su transformación en la visión Cero Colisiones, Cero Emisiones y Cero Congestionamientos, General Motors continúa tomando medidas para mejorar el desempeño general del negocio y capitalizar el futuro de la movilidad personal e impulsar importantes eficiencias de costos.

Una de estas medidas incluye la reorganización de los equipos de desarrollo global de producto, la realineación de su capacidad de manufactura y la reducción de personal asalariado. Se espera que estas acciones aumenten el flujo de efectivo automotriz ajustado en $6 mil millones de dólares para el final del 2020 dado el ritmo de la operación.

“Las acciones que estamos tomando continúan nuestra transformación para ser ágiles, resilientes y rentables, al mismo tiempo que nos dan flexibilidad para invertir en el futuro”, comentó May Barra, Chairman y CEO de General Motors Company. “Reconocemos la necesidad de hacer frente a las condiciones cambiantes del mercado y las preferencias de los clientes para posicionar a nuestra compañía al éxito de largo plazo”.

Para contribuir a los ahorros de efectivo de aproximadamente $6 mil millones de dólares, se consideraron reducciones de costos por $4.5 mil millones de dólares y un menor gasto anual de capital de casi $1.5 mil millones de dólares. Las acciones realizadas incluyen:

Transformación en el desarrollo de producto: GM está evolucionando su fuerza de trabajo y los procesos de desarrollo global de producto para impulsar niveles de ingeniería de clase mundial en tecnologías avanzadas y para mejorar la calidad y la velocidad de comercialización en el mercado. Los recursos asignados a los programas de vehículos eléctricos y autónomos se duplicarán en los próximos dos años. Algunas acciones adicionales incluyen:

  • Aumentar el uso compartido de componentes de alta calidad en todo el portafolio.
  • Ampliar el uso de herramientas virtuales para reducir el tiempo y costos de desarrollo.
  • Integrar a los equipos de ingeniería tanto de vehículos, como de propulsión.
  • Optimizar utilización de los sitios de desarrollo global de producto.

 

 Optimización del portafolio de productos: GM ha invertido recientemente en nuevas arquitecturas de vehículos que son altamente eficientes, principalmente en pickups, crossovers y SUV. De cara al futuro, GM seguirá con estas inversiones, pero dará prioridad también a las inversiones para vehículos con arquitecturas de batería eléctrica de siguiente generación. A medida que se optimiza el portafolio actual de vehículos, se espera que para principios de la próxima década más del 75% del volumen de ventas globales de GM provenga de cinco arquitecturas de vehículos.

 Aumento en la utilización de capacidad instalada: En los últimos cuatro años, GM ha reorientado el capital y los recursos para apoyar el crecimiento de crossovers, SUV y pickups, agregando turnos e invirtiendo $6.6 mil millones de dólares en plantas de Estados Unidos que han creado o mantenido 17,600 empleos. Al cambiar las preferencias de los clientes en Estados Unidos y en respuesta a las disminuciones en el volumen de vehículos en el mercado, los productos futuros se asignarán a menos plantas el próximo año.

Además del cierre anunciado previamente de la planta de ensamble en Gunsan, Corea, GM cesará las operaciones de dos plantas adicionales fuera de Norteamérica a finales de 2019. Se espera que estas acciones en manufactura aumenten significativamente la utilización de la capacidad. Para mejorar aún más el desempeño del negocio, GM continuará trabajando para optimizar otros costos de manufactura, productividad y competitividad de salarios y beneficios.

Transformación de la fuerza laboral: La compañía sigue transformando su fuerza laboral global para garantizar que cuenta con el talento y las habilidades necesarias para enfrentar retos en el presente y en el futuro, al mismo tiempo que impulsa la eficiencia a través del uso de las mejores herramientas. Se están tomando medidas para reducir personal asalariado y contratistas en un 15%, que incluye un 25% menos en niveles ejecutivos para simplificar la toma de decisiones.

“Estas acciones aumentarán el potencial de generación de efectivo y ganancias a largo plazo de la empresa y mejorarán nuestra resiliencia a los ciclos de nuestro negocio”, agregó Barra.

GM espera financiar los costos de reestructuración a través de una nueva línea de crédito que mejorará aún más la sólida posición de liquidez de la compañía y aumentará su flexibilidad financiera.

GM espera registrar cargos antes de impuestos de entre $3.0 mil millones y $3.8 mil millones de dólares relacionados con estas acciones, incluyendo aproximadamente $1.8 mil millones en amortizaciones de activos no acelerados y cargos por pensiones, así como aproximadamente $2.0 mil millones en gastos en efectivo relacionados con la fuerza laboral y otros costos en efectivo. La mayoría de estos cargos se considerarán especiales para propósitos de EBIT ajustado, EPS diluido ajustado y flujo de efectivo automotriz. La mayoría de estos cargos incurrirán en el cuarto trimestre de 2018 y el primer trimestre de 2019, con algunos costos adicionales incurridos durante el resto de 2019.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *